Sexting: un nuevo riesgo para los menores

Comunicaciones sexuales por medio de teléfonos móviles


Deja un comentario

Niñas de 11 años reciben constantes solicitudes sexuales en el mundo virtual Habbo

La popular red social (y juego online multijugador) Haboo, se ha visto envuelta en un escándalo tras revelar el canal británico Channel4 el acoso sexual a que se ven sometidas las chicas en dicho entorno y los riesgos que conlleva.

Orgías en HabboEl web del juego social online más utilizado por los adolescente a nivel mundial (10 millones de visitas únicas cada mes) fue objeto de un estudio por parte de una periodista que lo utilizó durante dos meses fingiendo ser una preadolescente de 11 años. Para su sorpresa, la moderación del juego permitía numerosas interacciones y chats de una naturaleza explícitamente sexual y en ocasiones incluso violenta y amenazante. La periodista pudo ver interacciones sexuales entre otros avatares y recibía constantes peticiones para activar su webcam y desnudarse, preguntando si quería verlos masturbarse, o para charlar por medio de servicios de mensajería instantánea o por Skype, o simplemente diciéndole que iban a seguirla a su habitación en el hotel virtual y tener sexo con ella. De 50 veces que jugó, en todas recibió este tipo de solicitudes. De hecho la periodista afirmó tener la sensación de que eso era la norma en el juego y que era precisamente a lo que iban buscando los jugadores que lo utilizaban.

También narró las orgías virtuales que se celebraban en las salas más frecuentadas, con nombres explícitos como “sexy stripclub”, donde los avatares de los niños aparecían acostados en camas esperando a que alguien tuviese sexo virtual con ellos.

La cadena recuerda que el juego admite a chicos a partir de 13 años pero constata que los hay más jóvenes, de tan sólo 9 años, utilizándolo. De hecho la periodista tuvo conocimiento de lo popular que era hablando con chicos de primaria, que usaban el juego con sus amigos. La moderación falla al no detener conversaciones de tipo sexual, según Channel4 y los expertos consultados, y al permitir que se anime a contactar por fuera del juego, en entornos no moderados como MSN o Skype.

Según la dirección de Sulake, empresa finesa responsable del juego, trabajan duramente por la seguridad de sus usuarios, bloqueando usuarios y filtrando contenido, pero reconocen que un entorno de este tipo en el que los personajes son virtuales, es proclive al abuso. Afirman tener trabajando a 225 moderadores que revisan un total de 70 millones de líneas de chat cada día.

Fuente: Channel 4

También te puede interesar


Deja un comentario

Solicitan la reforma de la legislación en Australia para adaptarla al fenómeno del sexting

Los expertos están demandando que el sexting entre adolescentes ingenuos no los cargue con graves condenas como delincuentes sexuales. Según la legislación australiana actual los menores que envíen imágenes sexualmente explícitas de sí mismos a otros pueden enfrentarse a penas por pornografía infantil y pasar a formar parte del Registro de Delincuentes Sexuales, al igual que sucede en diversos estados de los EE.UU. o en el Reino Unido. Según Susan McLean, experta en ciberseguridad y expolicía, «en la actualidad si una chica de 13 años se saca una foto desnuda, puede ser tratada exactamente igual que un caso de violación de un bebé de 6 meses».

Aunque admite que estos adolescentes raramente son perseguidos, McLean advierte de que las acusaciones pueden ser «catastróficas» y que podríamos acabar viendo a toda una generación marcada con este tipo de antecedentes. Por ello McLean y otros expertos como la Dra. Marilyn Campbell de la Queensland University of Technology, reclaman nuevas leyes capaces en Australia de tratar la reciente explosión del sexting entre los adolescentes del país.

Aunque en Australia no existen estudios tan completos como los realizados en EE.UU., una encuesta realizada entre 588 chicas por la revista Girlfriend mostraba que un 40% de las encuestadas habían recibido peticiones de sacarse fotos desnudas y mandárselas a alguien.

Para John Dalgleish, otro experto en ciberseguridad, existen riesgos adicionales asociados al sexting: ser acosados, sufrir ciberbullying, o incluso robo de identidad, debido a que la publicación online de estas imágenes los representa como promiscuos. Las consecuencias psicológicas pueden incluir pérdida de autoconfianza, ansiedad, desamparo y depresión, afirma.

La línea de ayuda australiana Kids Helpline recibe cerca de 65 llamadas relacionadas con el bullying cada semana, de las cuales un 20% están directamente relacionadas con la combinación de sexting y ciberbullying.

Fuente: NineMSN


Deja un comentario

Aumenta la problemática del sexting en EEUU

Entre los adolescentes de 13 a 16 años se ha convertido en un hábito social compartir imágenes sexuales entre compañeros de clase a través del teléfono móvil. está de moda entre los adolescentes de 13 a 16 años.

En el Sur de California los casos de sexting han provocado la suspensión de alumnos y la intervención de los distritos escolares, así como de los departamentos de policía. Ambos buscan contrarrestar una moda que crece, tanto como los peligros que ésta implica.

“Hemos tenido situaciones donde los niños bajan material pornográfico de las computadoras de sus padres para después distribuirlas por teléfono entre sus compañeros. Si la situación es recurrente no tenemos otra opción que suspender o expulsar a ese alumno”, declara Bill Henry, director del Departamento de Servicios Comunitarios del Distrito Escolar Unificado de Riverside.

Las imágenes de alumnos de secundaria realizando actos sexuales o las de menores mostrándose desnudas corren con velocidad de móvil en móvil. Algunas de ellas, afirman los expertos, son grabadas sin permiso de las menores y hoy forman parte del amplio material pornográfico de depredadores sexuales.

“Para ellos podría tratarse de un juego, pero están poniendo en riesgo su vida”, dijo el teniente Fernando Arroyo de la Unidad de Delitos del Departamento de Policía de Los Ángeles.

Aunque los padres afirman aceptar el endurecimiento de las políticas de uso de celulares en las escuelas, organizaciones civiles de derechos humanos abogan por la libertad de expresión de los alumnos.

“No se debería de perseguir a los menores por algo que no tiene intenciones criminales. Para estos niños simplemente se trata de juegos tontos, y castigarlos por estas actividades no sólo los reprime sino que atenta contra la libertad de expresión”, indicó Witold Walczak, abogado de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU).

“La agresividad social y sexual de las jovencitas de esta generación es un fenómeno cuyas repercusiones ya se están viendo. Ahora tenemos más niñas adictas, más embarazos y más adolescentes encarceladas”, dijo Martha Varela, directora de los programas Youth & Family Services del Condado de Los Ángeles.

De acuerdo con la oficina del FBI, los padres pueden reducir el riesgo de que sus hijos reciban se expongan a depredadores sexuales e incluso el acoso sexual de los propios compañeros de clase, instalando un dispositivo en los celulares que bloqueen contenido sexualmente explícito.

Fuente: impre.com


Deja un comentario

El fenómeno del sexting entre adolescentes puede derivar en Grooming

Cada día con mayor frecuencia, los adolescentes se envían fotos explícitas o eróticas a través del móvil como “forma de seducción” – fenómeno conocido como sexting -. Sin embargo, es muy posible que esas fotografías acaben volcadas por ellos mismos o amigos cercanos en Internet, o bien sean vendidas por personas que encontraron o robaron un aparato móvil, lo que puede dar pie a casos de grooming a menores.

En opinión de la psicóloga y responsable del área programática de Global Infancia Paraguay, es necesario que exista un mayor control por parte de los padres, pero éste no debe abordarse desde un ángulo represivo, “los padres caen en el error de querer resolver problemas nuevos con estrategias antiguas como sacar o prohibir el uso del teléfono móvil”. Lo recomendable, indica, es que los adultos señalen claramente a sus hijos cuáles son los peligros a los que se exponen.

En las redes sociales como Facebook, existen grupos ligados a esta moda vía SMS, en donde se comentan experiencias y también, señalan advertencias como no hacerlo en la escuela ni menos, que se lleve a cabo con menores de edad. En enero pasado tres chicas estadounidenses de 14 y 15 años fueran acusadas de pornografía infantil por enviar sus fotos desnudas a chicos de 16 y 17.

Para Pacheco, sin duda la popularización del sexting entre adolescentes abre nuevas posibilidades para las redes de explotación y pornografía infantil que operan en internet, ya que estas pueden acceder con mayor facilidad a imágenes de menores que circulan libremente en la red porque han sido publicadas por amigos o bien, son vendidas por personas que encontraron o robaron un aparato móvil.

Fuente: lanacion.com


1 comentario

Cuando el sexting entre adolescentes ayuda a los depredadores en la red

Los adolescentes consideran el intercambio de fotos explícitas a través del móvil -sexting – como algo banal, y divertido. Sin embargo, al quedar colgadas por amigos en la red, estas imágenes pueden ser fácilmente accesibles para depredadores y redes de pornografía infantil en Internet.

A juicio de la psicóloga y responsable del área programática de Global Infancia Paraguay, Claudia Pacheco, no se podría afirmar de manera concluyente que existe una “erotización precoz” entre los jóvenes, pero sí es innegable que existe una estimulación cada vez más temprana, incitada por el acceso a la tecnología y los contenidos de naturaleza sexual.

En su opinión, es necesario que exista un mayor control por parte de los padres, pero éste no debe abordarse desde un ángulo represivo, “los padres caen en el error de querer resolver problemas nuevos con estrategias antiguas como sacar o prohibir el uso del teléfono móvil”. Lo recomendable, indica, es que los adultos señalen claramente a sus hijos cuáles son los peligros a los que se exponen.

En Facebook, existen grupos ligados a esta moda vía SMS, en donde se comentan experiencias y también, señalan advertencias como no hacerlo en la escuela ni menos, que se lleve a cabo con menores de edad. En enero pasado tres chicas estadounidenses de 14 y 15 años fueran acusadas de pornografía infantil por enviar sus fotos desnudas a chicos de 16 y 17.

Para Pacheco, sin duda la popularización del sexting entre adolescentes abre nuevas posibilidades para las redes de explotación y pornografía infantil que operan en internet, ya que estas pueden acceder con mayor facilidad a imágenes de menores que circulan libremente en la red porque han sido publicadas por amigos o bien, son vendidas por personas que encontraron o robaron un aparato móvil.

Fuente: lanacion.com