Sexting: un nuevo riesgo para los menores

Comunicaciones sexuales por medio de teléfonos móviles


Deja un comentario

El sexting expone a adolescentes y celebridades a ser chantajeados

Una adolescente de Indiana (EE.UU.) sufrió el chantaje de una persona que había capturado una imagen suya mostrando los pechos durante una emisión de webcam que había realizado como un juego junto a dos amigas mientras visitaban un web de chats, como respuesta a una solicitud de una persona que charlaba con ellas.

Una semana después, la chica comenzó a recibir correos electrónicos de un extraño con amenazas de colocar dicha captura en la red social MySpace para que la vieran sus amigos, si no posaba frente a la webcam para obtener nuevas fotos y vídeos de ella. La adolescente cedió al chantaje y accedió al menos en dos ocasiones a lo que le pedía.

Finalmente, la policía detuvo a un joven de 19 años de Maryland bajo cargos de explotación sexual. Los fiscales en EE.UU. y los defensores de la seguridad online de los menores advierten de un aumento en los casos de chantaje sexual por internet, ante los que son especialmente vulnerables los adolescentes porque la vergüenza los expone más a la intimidación.

Hay quien denomina en inglés a este tipo de delito sextortion. Parry Aftab, abogada y activista por la seguridad de los menores de edad en Internet explicó que las personas que incurren en este tipo de comportamientos arriesgados en la Red “se convierten en personas a la que se puede chantajear y que harían cualquier cosa por evitar que esas fotos se publicasen”.

Numerosas celebridades se han visto envueltas en escándalos de chantaje sexual en casos similares originados por fotografías o vídeos de sexting producidas por la propia persona pero que acaban en manos de personas que los usan para extorsionarlo u obligarlos a determinadas cosas. Entre los famosos que han sufrido algún tipo de sextortion o los efectos negativos del sexting están Ricky Martin, Rihanna, Michelle Vieth, la cantante Noelia, Paris Hilton, etc.

Fuente: Univisión

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios


Deja un comentario

Sexting en EEUU: al menos el 15% de los chavales lo reciben

Según un estudio del Internet & American Life Project del Pew Research Center en EEUU un 15% de los usuarios de teléfonos móviles de entre 12 y 17 años han recibido fotos de desnudos o semidesnudos en sus terminales. Tan sólo un 4% admite haber enviado esas fotos.

Un estudio de MTV/Associated Press que ha aparecido también este mes arroja unas cifras algo más altas: cerca de 1/3 de los jóvenes entre 14 y 24 años encuestados recibieron emails o mensajes de móvil con imágenes o textos de contenido sexual. El 1% afirmó que había compartido una foto de sí mismo/a desnudo/a por medios electrónicos.

Para Amanda Lenhart, especialista autora del estudio de Pew, aunque los números globales son relativamente bajos, hay un efecto pásalo que hace que el sexting afecte indirectamente a un gran número de adolescentes.

Se han producido hasta el momento al menos dos casos de suicidios entre adolescentes a causa de imágenes de sexting que habían sido difundidas ampliamente y utilizadas para atormentarlos.

Según la experta Parry Aftab, un consejo que recordar es: «Si no quieres que tus padres, el director del instituto, un depredador sexual, la policía, el entrenador del equipo donde quieres jugar o tu futuro jefe lo vean… entonces no lo publiques.» Aconseja a los padres que cuando hablen con sus hijos sobre el tema no se centren en el aspecto sexual del asunto, sino en las repercusiones que puede tener la difusión, el acoso, etc.

Según el estudio de Pew, no hay diferencias entre ambos sexos pero sí que aumentan los casos con la edad: entre los diecisieteañeros el 8% había enviado imágenes sexualmente provocativas y el 30% las había recibido.

Algunos aspectos sociales interesantes que se apuntan sobre el sexting son que los adolescentes podrían tomar estas imágenes como un sustituto de las relaciones sexuales, y que se están usando como una especie de moneda emocional, que necesitan pagar para mantener una relación.

Algunos investigadores clasifican el sexting en tres tipos:

  1. Imágenes intercambiadas en el seno de una pareja.
  2. Imágenes enviadas entre los miembros de una pareja, que son reenviadas fuera de ella.
  3. Imágenes enviadas a alguien con quien no se mantiene una relación de pareja o sexual, pero que se desea mantener.

Fuente: Christian Science Monitor


Deja un comentario

Uno de cada 5 adolescentes en riesgo legal por realizar «sexting»

Uno de cada cinco adolescentes en Estados Unidos admite haberlo hecho: enviar a su nuevo novio o novia fotos en las que aparece desnudo/a o semidesnudo/a a través del teléfono móvil. A los 15 años de edad parece una diversión inocua. Pero en realidad, no es así. La práctica, conocida como ‘sexting‘, está teniendo en algunos casos consecuencias negativas e incluso trágicas. Por ejemplo, las imágenes pueden terminar siendo distribuidas entre otros amigos de la misma escuela donde los jóvenes estudian o incluso, publicadas en internet.

También, esta ‘moda’ está desembocando en procesos penales por delitos sexuales contra cualquier adolescente que transmita la foto. Enviar o distribuir fotos sexualmente explícitas de un joven menor de 18 años es -en muchos países- ilegal, al considerarse pornografía infantil. También es ilegal enviar esas fotos a un menor de edad, incluso con el consentimiento de ambas partes.

Parry Aftab, una de las principales autoridades sobre los delitos informáticos está realizando una campaña para cambiar la ley en EE.UU. Quiere que los niños que envían esas fotos enfrenten cargos por un delito menor en lugar de cargos por pornografía infantil.

Esto eliminaría la posiblididad de que el adolescente cumpliera con una condena criminal y fuera etiquetado como un agresor sexual por años. Algunos estados en EE.UU. están estudiando este enfoque.

Fuente: Atlantico.net


Deja un comentario

El problema del sexting se extiende ya a varios países

Tras el aumento de casos que se ha registrado en los últimos meses en los EE.UU. que ha llevado incluso a modificaciones legislativas y a más de 20 casos penales, se están produciendo casos también en otros países anglosajones: Australia, Nueva Zelanda y Gran Bretaña. Esto ha llevado por ejemplo a que el gobierno de Nueva Gales del Sur, en Australia, haya lanzado una campaña de sensibilización tras detectarse casos de sexting entre niñas de 13 años. Las autoridades están tratando de informar a los padres para que adviertan también a sus hijos de los riesgos de esta práctica, entre los que se encuentra el llamado ciber-tatuaje, es decir, la marca permanente de los jóvenes que ven sus fotos sexuales publicadas en Internet, y que pueden llevar a extremos gravísimos como en el caso de Jessica Logan, la joven estadounidense que se suicidió a consencuencia de unas fotos eróticas suyas que fueron difundidas y utilizadas para humillarla.

De la privacidad a la difusión mundial se puede pasar en una décima de segundo con tan solo apretar el botón “Enviar”, advierten los expertos.

Aunque algunos expertos consideran que las duras leyes que se están aplicando contra los propios menores que se hacen fotos pornográficas pueden al menos servir para disuadirlos y prevenir este tipo de casos, otros como la abogada especializada en ciberdelitos y menores Parry Aftab abogan por cambiar estas leyes pues producen situaciones insanas al aplicarse a los menores que hacen sexting.

Fuente: BBC vía HelpTheMiddleClass


Deja un comentario

Prevenir el sexting con control parental

Para los adolescentes, el envío de fotografías a través del móvil se ha convertido en una parte esencial de su comunicación diaria. Envían fotos también a través de sus perfiles en cualquiera de las redes sociales en las que tienen una o varias cuentas. En realidad envían información sobre ellos mismo sin poder controlar en la inmensidad de la red el destinatario final.

Parry Aftab sitúa en los 13 años la edad a la que los menores comienzan a “digitalizarse”. Manejar con destreza un móvil y sacar fotografías es para ellos un modo de acceder a los adultos; los adultos sacan fotografías con la intención de seducir – sexting – o demostrar cuanto se quieren entre ellos.

¿Qué hacer? Parry Aftab aconseja: “Siéntese y pregúnteles acerca de sus fotografías, su colección alamcenada en el móvil, en la Xbox o en cualquiera de sus cuentas en las redes Sociales. Sea accesble y agradable para poder educarles. Si usted no les pregunta, no se lo dirán”.

Fuente: siblog.mcafee.com