Sexting: un nuevo riesgo para los menores

Comunicaciones sexuales por medio de teléfonos móviles


Deja un comentario

Arizona también modifica su legislación para adaptarla al sexting entre menores

Cuando una adolescente de 14 años le manda a su novio de 15 una foto suya en topless podría ser condenada con 5 años de prisión y su incorporación a un registro de delincuentes sexuales.

Según la ley actual de Arizona este tipo de sexting es un delito de explotación sexual de menores, sin importar si el receptor es también menor o si quien lo envía es la propia persona que sale en la fotografía. Pero un nuevo proyecto de ley que se está tramitando en este Estado norteamericano podría hacer que el sexting gráfico (fotos o vídeos) entre menores fuese un delito menor o una falta. En la definición del sexting se propone incluir imágenes explícitas de desnudez, genitales humanos, actividad sexual o sadomasoquismo. Las penas incluirían desde multas hasta 4 meses de prisión.

En otros Estados de los EE.UU. como Vermont, Utah y Ohio ya se han aprobado modificaciones legales semejantes. Quienes apoyan el cambio lo hacen para aportar a los juzgados una manera mejor de tratar con los sexters adolescentes, mientras quienes lo rechazan (p.ej. la American Civil Liberties Union) afirman que contribuye a criminalizar un comportamiento estúpido de los chavales: según ellos criminalizaría hasta el hacer calvos (enseñar el culo) por medios electrónicos, una de las bromas más viejas que existen.

Paul Ahler, director del consejo consultivo de la Fiscalía de Arizona, afirma que los jóvenes que practican sexting no son ni pedófilos ni delincuentes sexuales, pero están haciendo algo peligroso y hay que pararlo.

Fuente: AZcentral


1 comentario

En 2008 la policía investigó más de 25 casos de sexting adolescente en los Estados Unidos

Más de 25 adolescentes investigados en 6 Estados por sexting, algunos de ellos acusados finalmente de enviar o producir pornografía infantil. Esas son las cifras que recoge David Walsh, del National Institute on Media and the Family en un artículo de opinión publicado recientemente en Cleveland.com.

Las diferencias legales y la novedad del fenómeno hace que según el Estado, los adolescentes se enfrente a castigos muy variados, algunos de los cuales los pueden dejar marcados de por vida. Por ejemplo en Illinois han reformado recientemente la legislación para no castigar a la persona que se saca la foto sino a quien la trasmite sin consentimiento a terceros.

Walsh, autor del libro WHY Do They Act That Way?: A Survival Guide to the Adolescent Brain for You and Your Teen, recuerda a los padres que los adolescentes no saben medir bien las consecuencias de sus actos, tienen las hormonas disparadas y un cerebro aún en formación. Aconseja revisar regularmente sus perfiles en comunidades virtuales como Facebook o MySpace, saber qué SMSs envían y reciben (y a/de quién), hablarles sobre el sexting y sus posibles consecuencias (¡aunque no les pillen!).

Fuente: Cleveland.com


Deja un comentario

Los adolescentes galeses también pueden ser acusados de pornografía infantil por hacer sexting

Según un estudio realizado en los EE.UU. uno de cada 5 adolescentes había enviado fotos suyas en diversos estadios de desnudez. En Gales también puede ser considerado delito de pornografía infantil. Los padres, preocupados ante la posibilidad de que sus hijos sean captados por pederastas en la Red no suelen imaginar las implicaciones legales que puede tener esta moda para sus hijos, que pueden convertirlos en delincuentes sexuales a ellos mismos.

Aunque los chicos no distribuyan las fotos, su simple posesión puede ser un delito. La tendencia de enviar fotos ligeras de ropa a redes sociales online como Bebo va en aumento y preocupa en Gales ya que prácticamente todos los adolescentes tienen su móvil con cámara.

John Carr, de la agrupación de ONGs británicas Children’s Charities’ Coalition on Internet Safety explica la situación: “Publicar cualquier foto de un menor de 18 años que sea de naturaleza sexual, es ilegal. Así que los propios menores que ponen fotos pornográficas suyas en la Red o comparten este material por medio de sus teléfonos móviles están, técnicamente, infringiendo la ley”. De hecho en los EE.UU. ya se han producido varias detenciones e incluso condenas por ello.

Fuente: Wales Online