Sexting: un nuevo riesgo para los menores

Comunicaciones sexuales por medio de teléfonos móviles


5 comentarios

Un tercio de los jóvenes en EE. UU. participa en el sexting, un problema según opina la mayoría de ellos

Más de la mitad de los adolescentes y adultos jóvenes estadounidenses dicen haber sido intimidados o acosados en línea, de acuerdo con una encuesta sobre el comportamiento en Internet.

Los resultados de la encuesta realizada por Associated Press y el canal de televisión MTV, revelan que el 56% de los encuestados, que tenían entre 14 y 24 años de edad, dijo que había “sufrido abusos” a través de los medios digitales. En 2009 una encuesta similar registraba 50%. Este abuso es conocido como cyberbullying.

Algunas de las formas más comunes de ciberacoso incluyen la publicación de información falsa, comentarios crueles y la exposición de mensajes privados.

El estudio indica que en la mayoría de los casos los ciberabusadores son personas que sus víctimas conocen.

Uno de cada tres encuestados dijo también que ha tomado parte en el llamado sexting: el envío y recepción de fotos o videos de desnudos o textos sexuales. El 61% de ellos reconoció que el sexting es “un problema” para los internautas su edad.

En tanto 10% de los encuestados que dijeron que habían intercambiado mensajes sexuales aseguraron que lo habían hecho con personas que sólo conocen de Internet. En 2009 esa cifra era del 29%.

La encuesta es parte de la campaña plurianual de MTV A Thin Line para acabar con el abuso digital. Se entrevistaron 1.355 adolescentes y adultos jóvenes entre el 18 y el 31 de agosto.

Fuente: CNN México
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Especial sobre el sexting en la MTV

La popular cadena musical MTV emitirá el Día de San Valentín un especial bajo el título de “Sexting in America: When Privates Go Public” (Sexting en los EE.U.: Cuando lo privado se convierte en público). El programa forma parte de su campaña A Thin Line contra la extensión de los abusos digitales. Grupos musicales y personajes populares entre los jóvenes como Boys Like Girls, Michelle Trachtenberg, All Time Low y Asher Roth colaboran con la MTV para informar sobre los graves daños que el sexting, el ciberbullying y el ciberacoso pueden acarrear.

El programa se ocupará en profundidad del reciente aumento del sexting en la cultura popular, incluyendo el mundo de las celebridades. Analizará la frecuencia de estos actos de envío de fotos sexualmente sugerentes o explícitas mediante móviles o Internet y sus consecuencias, y se interrogará sobre las causas de que adolescentes y jóvenes adultos pulsen el botón de reenviar en lugar del de borrar.

Se recogerán en el programa casos de la vida real como la de Ally, cuya reputación fue destruida después de enviar sexting a su ex-novio, o la de Phillip que fue acusado de pornografía infantil por reenviar fotos de su novia menor de edad y que se enfrenta a la posibilidad de ser incluido en el registro de abusadores sexuales hasta que tenga 43 años.

Un estudio reciente de MTV y AP mostro que 3 de cada 10 jóvenes han enviado o recibido mensajes de sexting y más del 60% de los que los enviaron dijeron que se les había presionado para hacerlo por lo menos una vez. También reveló que los que han participado en el sexting tienen 4 veces más probabilidades de haber considerado la posibilidad del suicidio.

Otros datos genéricos sobre los abusos digitales:

  • Más del 75% de los jóvenes consideran el abuso digital un problema grave para la gente de su edad.
  • Sólo el 51% creen que sus acciones online les pueden acabar perjudicando.
  • Sólo el 25% creen que esas acciones pueden tener consecuencias legales.

Fuente: MTV


Deja un comentario

Sexting en EEUU: al menos el 15% de los chavales lo reciben

Según un estudio del Internet & American Life Project del Pew Research Center en EEUU un 15% de los usuarios de teléfonos móviles de entre 12 y 17 años han recibido fotos de desnudos o semidesnudos en sus terminales. Tan sólo un 4% admite haber enviado esas fotos.

Un estudio de MTV/Associated Press que ha aparecido también este mes arroja unas cifras algo más altas: cerca de 1/3 de los jóvenes entre 14 y 24 años encuestados recibieron emails o mensajes de móvil con imágenes o textos de contenido sexual. El 1% afirmó que había compartido una foto de sí mismo/a desnudo/a por medios electrónicos.

Para Amanda Lenhart, especialista autora del estudio de Pew, aunque los números globales son relativamente bajos, hay un efecto pásalo que hace que el sexting afecte indirectamente a un gran número de adolescentes.

Se han producido hasta el momento al menos dos casos de suicidios entre adolescentes a causa de imágenes de sexting que habían sido difundidas ampliamente y utilizadas para atormentarlos.

Según la experta Parry Aftab, un consejo que recordar es: «Si no quieres que tus padres, el director del instituto, un depredador sexual, la policía, el entrenador del equipo donde quieres jugar o tu futuro jefe lo vean… entonces no lo publiques.» Aconseja a los padres que cuando hablen con sus hijos sobre el tema no se centren en el aspecto sexual del asunto, sino en las repercusiones que puede tener la difusión, el acoso, etc.

Según el estudio de Pew, no hay diferencias entre ambos sexos pero sí que aumentan los casos con la edad: entre los diecisieteañeros el 8% había enviado imágenes sexualmente provocativas y el 30% las había recibido.

Algunos aspectos sociales interesantes que se apuntan sobre el sexting son que los adolescentes podrían tomar estas imágenes como un sustituto de las relaciones sexuales, y que se están usando como una especie de moneda emocional, que necesitan pagar para mantener una relación.

Algunos investigadores clasifican el sexting en tres tipos:

  1. Imágenes intercambiadas en el seno de una pareja.
  2. Imágenes enviadas entre los miembros de una pareja, que son reenviadas fuera de ella.
  3. Imágenes enviadas a alguien con quien no se mantiene una relación de pareja o sexual, pero que se desea mantener.

Fuente: Christian Science Monitor